Tangos, südamerikanische Musik, Literatur, Fussball und nützliche Tipps, um sich in der klebrigen Masse, die sich Welt nennt, einen Weg zu bahnen. Jeden Freitag von 19h bis 20h auf Radio RaBe, das berner Kulturradio auf 95,6 MHz. Weitere Infos und auch livestream auf www.rabe.ch

.

.

.

Bienvenidos a nuestro blog! Willkommen auf unserem Blog!
Ihr werdet hier zB Fotos, archivierte Radio-Programme, Berichte, Links...finden.
Musikwünsche, Ideen, Anregungen, Kritik, schlichte Grüsse und mehr:
elgatocalculista@rabe.ch

Werde Supporter von El Gato Calculista (30.- im Jahr)
Oder werde Mitglied von Radio Bern!..mehr..


Montag, 20. Oktober 2014

...y sigue el tango...

En el documental El Café de los Maestros (2008) se ve y se escucha con emoción a los maestros del tango. Mariano Mores, Leopoldo Federico, Lágrima Ríos, Fernando Suárez Paz ...y ¡Horacio Salgán de rojo!
Pero...¿dónde queda la juventud? ¿Dónde están los que siguen? El ojo atento los veía ahí el viernes pasado en la pantalla del Schöpfli, entre los maestros, musicalizando con ellos, sin que se supiera sus historias. Uno de ellos - Horacio Romo, el primer bandoneonista de la Orquesta Escuela Emilio Balcarce. Pero como él hay otros muchos. Y a algunos de ellos se los puede ver y escuchar en otro documental, dedicado a uno de los maestros: Emilio Balcarce. Un verdadero homenaje al maestro Balcarce, ya que se le ve como músico, pero también como maestro. Y algo que mueve a todo maestro es el interés, el esfuerzo y el éxito de sus alumnos, que aquí no queda en segundo plano. Lo central de este documental, Si sos brujo (2005), es el abrazo generacional, la transmisión de un saber profundo y valioso que no debe hundirse en el olvido, las voces del tango.


Si sos brujo: una historia de tango (2005)
Dirección: Caroline Neal


Ignacio Varchausky: "Emilio Balcarce es realmente un maestro, pues enseña; su música y el amor por la música enseñan, su tango y su amor por el tango enseñan. Nos enseña sin darse cuenta y no se da cuenta, porque muy raramente se propone enseñar nada, sino simplemente compartir lo que él sabe y siente. Cada acento, cada arrebato, cada efecto que él pide, es una forma de acercarnos más a lo que él denomina 'expresión porteña' y que de a poco empezamos a entender. Hablar de Emilio es hablar de lo mejor que tiene el tango; ese tango que tanto orgullo nos da disfrutar y compartir con el mundo sabiéndolo nuestro".